Fornasetti

L’artista alchimista

Maria de Juan

Fornasetti, el artista alquimista

Maestro del trompe l’oeil, pintor, escultor, grabador, interiorista… Piero Fornasetti fue el perfecto ejemplo de hombre renacentista. Creó 12.000 diseños de objetos, muebles, 100 modelos de platos e incluso coches.

Prolífico y poético, tenía manos de artesano, un ojo sofisticado y alma de surrealista. Fue “el De Chirico de la Decoración”.

Observa los ojos que te observan desde sus mágicos dibujos. Los platos de pared de Fornasetti, son demasiado bellos para usar como vajilla de mesa.

Piero Fornasetti

Todos son originales obras de arte para transformar el hogar. Los protagonizan los motivos distintivos de la marca, que representan un rostro eterno y enigmático o temas de astronomía. Son variaciones sobre el mismo tema, fruto de la esquisita imaginación de su creador.

Dondequiera que se coloquen, creó puras obras de arte en porcelana, cristal, telas, madera y muebles aunque jamás firmó nada.

Piero Fornasetti fue un irónico genio milanés, nacido en 1913. Este mago de los sueños aplicó su rica imaginería de soles, rostros misteriosos, manos y arquitecturas clásicas a cualquier soporte posible: cómodas, ceniceros, pañuelos, biombos, telas, lámparas, paraguas, platos…

Piero Fornasetti

Su sello fue el blanco y negro, rara vez mezclado audazmente con color. Solo dos tonos brillantes, oro y rojo, iluminaron los grises años 50 de la Europa de posguerra.

Falleció en 1988 dejando más de 12.000 diseños: objetos de lo más cotidianos, motivos decorativos y muebles-joya impresos que se mueven entre la tradición italiana y la invención surrealista.

Su hijo Barnaba continúa manteniendo vivo su originalísimo legado. Vive en su casa milanesa, un palacete rojo caldera diseñado por Fornasetti en 1948 al que se accede atravesando un inesperado jardín-huerto lleno de albaricoques, hortensias y enredaderas.

¿Estamos en un atelier, una oficina, un museo excéntrico o un bazar? Barnaba Fornasetti, es un pintor con talento que vive donde antes vivió y creó su padre durante 40 años. Es el guardián de la herencia cultural.

Piero Fornasetti

Volvió de estudiar Arte y redescubrió el mundo de fantasía creado por su padre. El hijo puso de nuevo el universo Fornasetti en el punto de mira de coleccionistas y decoradores.

Se reeditaron sus piezas más populares, creando otras nuevas en el atelier y licenciando sus diseños para papeles pintados o azulejos.

El proceso de pintura a mano sigue siendo el mismo, la única modernización ha sido la técnica de impresión que sigue siendo secreta.

Es imprescindible su gran libro en italiano titulado “Fornasetti: L’artista alchimista e la bottega fantastica” (editorial Electa), con más de 3.000 fotografías.

Su casa sigue hoy repleta del alma, vida y obra de Fornasetti. Todas las ventanas miran al jardín y el interior es un laberinto lleno de las falsas ilusiones creadas por sus trampantojos.

Arriba, en la zona privada, vive su viuda, Giulia. Junto a ella está la vivienda de Barnaba, y abajo, lo que fue el taller de Piero, es hoy estudio y oficina, donde se reciben los pedidos y se gestiona el archivo.

Piero Fornasetti

Todo en la casa lleva su huella, desde las puertas con mágicos trampantojos a los muebles. El trabajo era su vida. Este lugar estimula a la creatividad, se respira fantasía, imaginación. Es intemporal. Antes, casa y atelier estaban unidas, sin fronteras.

Fornasetti no convivía con sus creaciones, prefería rodearse de muebles antiguos o objetos de otras culturas que despertaban su inspiración. Todo le servía: naturaleza, arquitectura de Palladio, Grecia y sus capiteles…

Pero su maravillosa obsesión fue el rostro de una enigmática cantante de ópera del XIX. Era Lina Cavalieri, a quien descubrió en una revista y reprodujo hasta el infinito en su serie de platos “Temas y Variaciones”.

Su método era ensamblar y reinventar técnicas artesanales, especialemente la estampación. Robaba imágenes del pasado y con su toque mágico les insuflaba su fuerte identidad. Para su taller, cogía todo lo que encontraba: cera, papel, metal dorado…

Pasaba horas enseñando a sus artesanos como pulir sus obras. Y hoy todavía no se ha cansado de vivir rodeado de ellas. Su hijo es el director de orquesta de la marca: Fornasetti Collection.

Piero Fornasetti

Adornar un hogar con platos, velas, vajillas y accesorios decorativos del surrealista mundo de Fornasetti, significa vivir en un mundo de magia con finos toques de humor inteligente.

Piero Fornasetti es uno de los nombres más reconocidos en la historia del Diseño del Siglo XX. Sus innovadores objetos y su personal creatividad son reconocibles al instante. Toda su producción tiene en común la capacidad de aportar elegancia, sentido del humor y fantasía a la vida cotidiana.

La decoración es una necesidad humana, estimula la psique y colorea la vida. Ni el minimalismo y su purismo expiatorio han podido asesinarla. Y ahora mas que nunca, necesitamos embellecer los objetos de uso cotidiano para humanizar nuestro hogar y hacer más amable nuestra existencia.

You may also like

Revista pensada para un público inquieto y contemporáneo, sensible a la creatividad.

Oficina Principal MARBELLA

N-340, km. 176
C.C. Oasis, Local 1
29602 Marbella [Spain]

Oficina MADRID

Serrano, 98
28006 MadrId [Spain]

Oficina PARIS

91, Quai D'Orsay
75007 Paris [France]