Matisse

EE.UU.

Maria de Juan

Henri Matisse, genio del color

“Matisse en la década de 1930”, una magnífica exposición en el Museo de Arte de Filadelfia, procedente de dos museos franceses.

La muestra es un gran logro curatorial del Musée de l’Orangerie de París, donde el artista alcanzó la fama, y del Musée Matisse de Niza, donde vivió en sus últimos años. El Philadelphia Art Museum albergará esta exposición desde octubre 2022 hasta enero 2023.

Henri Matisse es considerado el padre del movimiento francés Fauvismo y es considerado el mejor colorista del siglo XX. Rivaliza con Picasso en la importancia de sus innovaciones. Emergió como Postimpresionista y alcanzó prominencia por primera vez como líder de los Fauvistas (“fauve” significa bestia salvaje). Aunque interesado por el Cubismo, pronto lo rechazó. En cambio, buscó investigar el color como base para sus pinturas expresivas, decorativas y monumentales.

«Busco crear un arte que pueda ser una influencia relajante y calmante para la mente, como un buen sillón»

La naturaleza muerta y el desnudo femenino fueron sus temas favoritos a lo largo de su carrera. El norte de África también fue una inspiración importante. Hacia el final de su vida, realizó una importante contribución al collage con una serie de obras en las que utilizaba formas recortadas de color. También es muy apreciado como escultor.

Matisse comenzó a pintar, a los 20 años, en 1889. Aunque comenzó relativamente tarde, se enamoró por completo del arte. Su madre le compró un juego de pinturas para mantenerse ocupado mientras se recuperaba de apendicitis.

Sus primeros trabajos muestran que se inspiró en Van Gogh, Gauguin, Cezanne y Rodin. Pero un pintor se ganó su devoción: Cézanne. Sus primeras pinturas exhiben un estilo divisionista, con parches de color sin mezclas aparentes en el lienzo, dejando la fusión cromática a la vista.

En 1906, Matisse conoció a Picasso, quien se convirtió en su amigo de toda la vida y en competencia artística. Fueron comparados a menudo. A diferencia de Picasso, Matisse pintaba del natural y sus figuras fluían en escenarios completamente acabados. Impartió clases en la Académie Matisse de París, financiada por sus amigos adinerados. Estuvo cercano a la coleccionista Gertrude Stein y su círculo. En 1908 expuso en Nueva York, Moscú y Berlín.

El estilo fauvista era conocido por su color salvaje e incontrolado sin base en la naturaleza. La aplicación de la pintura era cruda y sin refinar.

La obra de Matisse es de colores brillantes y expresivos y planos cromáticos con atención particular a la línea. Cuando el Fauvismo se desvanece, estaba bien encaminado y continuaba absorbiendo el lenguaje visual del Primitivismo y el Arte Africano. Viajó a lugares exóticos como Argelia, Marruecos y España.

En 1917, Matisse se mudó definitivamente a Niza, donde encontró comodidad en temas más relajados y suaves. Algunos críticos llamaron a las obras de este período decorativas y superficiales, pero Matisse no estaba solo. Esta actitud fue un fenómeno entre artistas del período de posguerra, incluidos Picasso y Stravinsky.

Matisse podría haber huido de Francia durante la Segunda Guerra Mundial, pero decidió quedarse. Continuó creando y pudo exhibir su trabajo. También fue artista gráfico, creando ilustraciones de libros en blanco y negro y cientos de litografías.

En la década de 1940, después de una cirugía, Matisse convaleciente, descubrió su amor por una nueva forma de arte. Con papel y tijeras, creó recortes y collages que eventualmente reemplazaron su pintura. Comenzaron a pequeña escala y llegaron a ocupar habitaciones enteras con murales recortados de enorme tamaño. Matisse terminó desde la cama su último collage en 1951. Los papeles recortados fueron las últimas obras que hizo.

«Deseo que mi arte sea equilibrio, pureza y serenidad, desprovisto de temas preocupantes o deprimentes»

Esta aspiración fue una influencia importante en los futuros creadores que buscaron en el arte un refugio de la desorientación del mundo moderno. Matisse usó colores puros y el blanco del lienzo expuesto para crear una atmósfera llena de luz en sus pinturas. En lugar de utilizar modelado o sombreado para dar volumen a sus imágenes, usó áreas contrastadas de color puro y sin modular.

Su arte fue importante para respaldar el valor de la decoración en el arte moderno. Sin embargo, aunque popularmente se le considera un pintor dedicado al placer y la satisfacción, su uso del color y sus patrones a menudo nos desorientan deliberadamente.

Matisse estuvo fuertemente influenciado por el arte de otras culturas.

Vio varias exposiciones de arte asiático y viajó al norte de África, incorporando los patrones decorativos del arte islámico, la angulosidad de la escultura africana y los planos de los grabados japoneses en su propio estilo.

La figura humana fue central en su obra tanto en escultura como en pintura. Su estilo Fauvista refleja su sentimiento de que el tema había sido descuidado en el Impresionismo y seguía siendo importante para él. A veces fragmentaba la figura con dureza. Otras veces la trataba casi como un elemento curvilíneo y decorativo. Su trabajo refleja el estado de ánimo y la personalidad de sus modelos, pero a menudo los utilizó simplemente como vehículos para sus propios sentimientos.

A Matisse le apasionaba pintar mujeres en reposo. Pintó odaliscas para hacer desnudos. Sus temas son mas su invención pictórica que las figuras reales, lujosamente dispuestas con patrones de trajes, plantas y una decoración brillante.

Matisse comenzó a utilizar la fotografía en su estudio, documentando el progreso de una pintura y luego estudiando la secuencia de fotos para comprender mejor las partes esenciales de la imagen.

El collage y la fotografía ofrecieron a Matisse una forma de dejar de lado el realismo y pensar en las imágenes de formas más abstractas. Las figuras pueden estar compuestas de formas y colores simples. Los interiores pueden basarse en patrones. Toda su vida experimentó meticulosamente con el arte, probando y reintentando sus ideas. Realmente merece ser llamado genio del color.

«Siempre he tratado de ocultar mis esfuerzos y deseaba que mis obras tuvieran una ligera alegría de primavera que nunca deje que nadie sospeche los trabajos que me ha costado»

You may also like

Revista pensada para un público inquieto y contemporáneo, sensible a la creatividad.

Oficina Principal MARBELLA

N-340, km. 176
C.C. Oasis, Local 1
29602 Marbella [Spain]

Oficina MADRID

Serrano, 98
28006 MadrId [Spain]

Oficina PARIS

91, Quai D'Orsay
75007 Paris [France]