Postimpresionismo

Ismos

Maria de Juan

Postimpresionismo, el penúltimo de los ismos

El movimiento postimpresionista marcó el comienzo de una era durante la cual la pintura trascendió su papel tradicional como una ventana al mundo y, en cambio, se convirtió en una ventana a la mente y el alma del artista.

El postimpresionismo es un movimiento artístico que se desarrolló en la década de 1890 en Francia. Se caracteriza por un enfoque subjetivo de la pintura, donde los artistas optaron por evocar en sus obras, emoción en lugar de realismo. Si bien sus estilos, varían enormemente, las pinturas comparten algunas cualidades similares: incluyen motivos simbólicos, colores no naturales y gruesas pinceladas.

Abarca una amplia gama de estilos artísticos distintos que comparten la motivación común que surgió a raíz de los efectos ópticos del movimiento impresionista.

Las variaciones estilísticas reunidas bajo el estandarte general de este estilo van desde el Pointillismo científicamente orientado de Georges Seurat hasta el exuberante Simbolismo de Paul Gauguin, pero todas se concentraron en la visión subjetiva del artista.

Postimpresionismo Bonnard The Bathroom

El impacto estético de gran alcance de los postimpresionistas influyó en grupos que surgieron durante el cambio del siglo XX, como los Expresionistas y movimientos más contemporáneos, como el Arte Feminista relacionado con la identidad.

El término se refiere a cuatro figuras principales que, partiendo del impresionismo, evolucionaron en direcciones claramente diferentes: Paul Gauguin, Vincent van Gogh, Georges Seurat y Paul Cezanne.

Gauguin retuvo la luz y el color intensos, rechazando la visión clásica de la naturaleza y reintrodujo temas imaginativos exóticos.

Van Gogh pintó al aire libre y desarrolló un uso muy personal del color y la pincelada que expresaba directamente la respuesta emocional al sujeto y su mundo interior.

Seurat puso la pintura impresionista de la luz y el color sobre una base científica, inventando su propio estilo: el Pointillismo.

Cezanne conservó la doctrina fundamental de la pintura de la naturaleza pero con un mayor rigor geométrico.

El postimpresionismo como término fue utilizado por primera vez por el crítico de arte británico Roger Fry en 1910 cuando organizó la exposición “Manet y los Postimpresionistas”.

Postimpresionismo GAUGUIN Landscape with peacocks

Ideas claves del Postimpresionismo

Los significados simbólicos y profundamente personales fueron especialmente importantes para Paul Gauguin y Vincent van Gogh. Rechazando el interés por representar el mundo real, en su lugar, se inspiraron en sus recuerdos y emociones para conectarse con el espectador en un nivel más profundo.

La estructura, el orden y los efectos ópticos del color dominaron la visión estética de artistas como Paul Cezanne, Georges Seurat y Paul Signac.

En lugar de simplemente representar su entorno, confiaron en las interrelaciones de color y forma para describir el mundo a su alrededor.

A pesar de los diversos estilos individualizados, la mayoría del grupo se centró en la forma y patrón abstractos para la aplicación de pintura sobre la superficie del lienzo.

Sus primeras inclinaciones hacia la abstracción allanaron el camino para la exploración radical que tuvo lugar a principios del siglo XX.

Los críticos agruparon los diversos estilos en dos tendencias estilísticas opuestas: por un lado, el estilo estructurado o geométrico que fue el precursor del Cubismo, y por otro, el arte expresivo o no geométrico que condujo al Expresionismo Abstracto.

Postimpresionismo ROUSSEAU Snake charmer

Nacimiento del Potsimpresionismo

En la última exposición impresionista de 1886, los artistas mas jóvenes exigieron un cambio en el enfoque de las artes plásticas.

Sintieron que los impresionistas, llevados por sus preocupaciones con la técnica y efectos de luz natural, eclipsaban la importancia del tema.

Finalmente, estos pintores disidentes se conocieron como los Postimpresionistas, término que agrupa estilos artísticos individuales muy variados. De hecho, muchas de las figuras más destacadas del movimiento eran rivales en método y enfoque.

Gauguin y Seurat se detestaban mutuamente y compartían una pésima opinión de sus estilos. Van Gogh veneraba el trabajo del impresionista Edgar Degas y de su compañero postimpresionista Henri Rousseau, y era escéptico del estilo rigurosamente ordenado de Cézanne.

Si bien París fue, sin duda, la fuente del postimpresionismo, el énfasis en el contenido simbólico y expresivo significaba que la vida de la ciudad dejó de ser el tema dominante para estos artistas.

Muchos pintores desarrollaron su estilo estético individual fuera de París. Cézanne pasó la mayor parte de su carrera en la Provenza, Van Gogh llegó a la madurez de su estilo en Arles y Gauguin se exilió en Tahití, demostrando su rotunda renuncia a París.

Postimpresionismo SEURAT Sunday afternoon

Seurat y el Puntillismo

El primer pionero de la nueva tendencia, que rompió con el impresionismo, fue Georges Seurat. Desarrolló un estilo de pintura conocido como Puntillismo, que emplea diminutos puntos de pintura como base para la construcción de un cuadro. Su movimiento estilístico se identifica como Puntillismo o Divisionismo.

Seurat exploró un nuevo enfoque científico para la representación del color y exploró mas a fondo los intereses de los impresionistas por los efectos ópticos.

Los puntos de color individual se mezclan visualmente en el ojo del espectador, según lo dictado por los principios de la teoría del color.

En obras como “Tarde de domingo”, Seurat aplicó color en campos densos de pequeños puntos para imitar la apariencia vívida y vibrante de la luz natural, que es el resultado de la combinación de los diversos colores del espectro cromático.

Paul Signac siguió de cerca los pasos de Seurat en estas exploraciones.

Postimpresionismo VAN GOGH Autoportrait 1889

Van Gogh y el Japonismo

Vincent van Gogh se expresó con colores saturados y gruesas pinceladas para evocar la confusión interna del artista.

Junto con Gauguin, experimentó nuevos enfoques de la pintura, rechazando la representación académica, el acabado fino y la fijación de los impresionistas por efectos ópticos.

Fue influenciado por una variedad de fuentes, entre ellas su amor por las representaciones estilizadas de los grabados japoneses Ukiyo-e.

A finales del siglo XIX, la afluencia de diseños y arte de Japón en el mercado europeo inició el Japonismo: la interpretación europea de estilos artísticos japoneses en objetos de arte occidentales.

Influencias similares son también evidentes en la obra de Toulouse-Lautrec. Su visión única de la vida nocturna parisina se plasmó en pinturas de salones de baile y cabarets, basadas en los fuertes contornos y colores planos del arte Japonés.

Postimpresionismo GAUGUIN The Market

Gauguin y el Sintetismo

En el otoño de 1888, Van Gogh y Gauguin compartieron un estudio en Arles, al sur de Francia. Durante meses, los dos artistas forjaron una relación difícil pero mutuamente beneficiosa. Ambos compartieron un interés por el contenido simbólico y por imágenes que se alejaban de sus apariencias naturales.

Gauguin desarrolló estas ideas aún más en su teoría del Sintetismo. Según sus principios, la forma visual final está determinada por una síntesis de la apariencia externa de formas naturales, los sentimientos del artista y sus consideraciones estéticas de color, línea y forma.

Gauguin frecuentemente descarta el sombreado y la perspectiva, y en su lugar utiliza color puro, líneas fuertes y dimensiones planas para provocar un impacto emocional visceral.

Sus obras, a menudo, se inspiran en la memoria y la imaginación. Expresan una fuerte conexión con el tema que inspira la pintura, derivado de la religión, la literatura o la mitología.

Postimpresionismo ROUSSEAU The dream

Rousseau y el Primitivismo

Muchos postimpresionistas se sintieron atraídos por el Primitivismo en su búsqueda por estilos más vívidos y un contenido simbólico. En este caso, el referente es el estilo autodidacta ingenuo o “naif» de Henri Rousseau. Es considerado el pionero, pero también puede referirse Primitivismo como préstamo de formas de arte no occidentales por artistas como Picasso y Gauguin.

Rousseau llegó al arte como autodidacta, dibujando durante su trabajo de aduanero en una estación de tren parisina.

Apasionado por los animales salvajes y la jungla, copió con avidez las obras del Museo del Louvre y llegó a un estilo muy personal.

Mientras que sus pinturas parecen presentar temas convencionales, las formas simplificadas de sus animales y sus junglas pintadas derivan únicamente de su imaginación.

Aunque carecía de capacitación académica, sus paisajes evocadores y escenas de la jungla, como “El sueño”, se basaban en interpretaciones de su subconsciente, en lugar del mundo real.

Su representación del reino de los sueños en un estilo único e intuitivo demostró ser muy influyente para los Fauves, Cubistas y Surrealistas.

Postimpresionismo BONNARD Nude in bathtub

Bonnard y los Nabis

Influenciado por el Japonismo, la pintura Simbolista y los Prerrafaelitas ingleses, el grupo de artistas conocido como “Les Nabis” se adhirió firmemente a la idea de que el artista debe sintetizar la naturaleza y la expresión personal dentro de la obra de arte.

Paul Sérusier fundó el grupo y refinó el estilo que llegó a dominar su producción. Influenciados por Gauguin, utilizaban la pintura directamente del tubo en amplias áreas de color puro, con diseños estampados y contornos estilizados, reflejando la visión subjetiva del artista.

El pintor Maurice Denis publicó el ensayo “Definición del Neotradicionismo” en 1890, donde afirmó: «Recuerde que una imágen, antes de ser un caballo de guerra o un desnudo, es principalmente una superficie plana cubierta por colores dispuestos en cierto orden».

Los Nabis expusieron juntos y abrazaron una variedad de medios como pintura, grabado, vidriera y decorados.

Los miembros principales del grupo eran Paul Sérusier, Maurice Denis, Pierre Bonnard y Edouard Vuillard. Otros artistas exhibieron y trabajaron con ellos como Aristide Maillol y Toulouse-Lautrec.

El nombre «Nabis» deriva de la palabra hebrea «profeta» y anunciaba la ideología central del grupo: una mezcla de misticismo con la espiritualidad interna del artista.

A diferencia de los impresionistas que les precedieron y los fauvistas que siguieron, los pintores postimpresionistas nunca se unificaron con un solo enfoque estético. Lo que les unió entre ellos, fue un interés compartido por explorar abiertamente la mente y el subconsciente del artista a través de su pintura.

You may also like

Revista pensada para un público inquieto y contemporáneo, sensible a la creatividad.

Oficina Principal MARBELLA

N-340, km. 176
C.C. Oasis, Local 1
29602 Marbella [Spain]

Oficina MADRID

Serrano, 98
28006 MadrId [Spain]

Oficina PARIS

91, Quai D'Orsay
75007 Paris [France]